CPX24 Futbol Ecuador

Cpx24.com CPM Program

Soccer Game

-

martes, 18 de agosto de 2015

NOTA DE LA FIFA A JOSÉ GABRIEL CEVALLOS

(Guayaquil, 18 de agosto).- La FIFA realizó una nota a uno de los jóvenes más prometedores del fútbol ecuatoriano, José Gabriel Cevallos, nada más y nada menos que hijo del legendario arquero de la TRI, José Francisco Cevallos.

Esta es la nota: 

Crecer profesionalmente a la sombra de un padre en la misma actividad nunca es sencillo, y el fútbol no escapa a esta lógica. Allí, un apellido famoso puede convertirse en factor significativo a la hora de decidir en qué puesto jugar o en qué club iniciar la carrera, y sobran los ejemplos donde los pichones se alejan tanto como sea posible del nido paterno.

Éste no es el caso de José Gabriel Cevallos.

Segundo hijo del popular ex arquero ecuatoriano José Francisco Cevallos, José Gabriel aspira ferviente a una cosa, según confiesa a FIFA.com: "Parecerme a mi papá". Pero el portero de la selección sub-17 de Ecuador que disputará la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Chile 2015 va más allá todavía. "Él fue considerado el mejor en su puesto, jugó un Mundial de mayores, ganó una Copa Libertadores... ¿Cómo no voy a querer ser cómo él?"

La simbiosis entre José Gabriel y su papá, quien en 21 años de carrera fue 89 veces internacional con su país, es tal que, cuando puede, viste la misma gorra blanca y buzo verde que caracterizaron a su padre en la selección. Una camiseta que llegó a ser popular a principios de la década de 2000, cuando Cevallos fue titular tanto en las eliminatorias como en los tres partidos de Ecuador en su primera Copa Mundial de la FIFA™, la de Corea/Japón 2002.

Si bien José Gabriel tenía entonces apenas cuatro años, ya se paraba bajo los tres palos. "Hasta los 8 jugaba en otros puestos en mi categoría y atajaba en las categorías superiores, pero luego me di cuenta que quería ser arquero, así que elegí. Mi papá nunca me forzó ni sugirió a nada", aclara el espigado muchacho de 17 años, quien ya ha entrenado con la primera división de la Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Más similitudes que diferencias
Según confiesa, de su papá-arquero intenta "imitar su voz de mando, su concentración y su capacidad de ubicación. No necesitaba lanzarse seguido, más allá de sus buenos reflejos, porque siempre estaba en el lugar apropiado. Lo que debo mejorar es salir a cortar centros. Él no descolgaba tanto y suele recalcarme que siga trabajándolo".

De físicos parecidos, las comparaciones surgen naturalmente. En lugar de evitarlas, José Gabriel las provoca con orgullo. Si hasta incorporó un ritual de su padre en los penales, el de rezar frente a la redes en los remates decisivos, rito que José Francisco inmortalizó durante la tanda que le valió a la Liga de Quito ganar la Copa Libertadores 2008 ante el Fluminense en el estadio Maracaná.

Poniéndolo en práctica, Gabi atajó un penal clave con la selección sub-16 en la definición de la Copa México de Naciones 2014 ante Paraguay, torneo que Ecuador ganó invicto. Cevallos fue elegido el mejor arquero de la competencia, allí donde empezó a tomar forma el equipo que luego se clasificó a la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA. El arquero también resultó clave en el Torneo Sudamericano de la categoría, a punto tal de terminar con la valla menos vencida del clasificatorio.

Logros así podrían marear a cualquiera, sobre todo si se es el heredero de "Las Manos de Ecuador". Pero no es el caso de José Gabriel. "Nunca sentí que atajara por ser su hijo, y si algo me ha recalcado siempre es que sea humilde y nunca pierda la cabeza. No soy el peor en los malos momentos ni el mejor en los buenos".

El orgullo como motivación
De ahí que José Gabriel haga foco en el domingo 18 de octubre, día del estreno en Chile 2015 ante Honduras por el Grupo D, que además comparte con Malí y Bélgica. Para eso tiene ayuda extra: la de su hermano mayor José Gabriel Junior, quien es delantero y disputó el Mundial Sub-17 de México 2011 antes de jugar dos años en el Juventus de Italia. "Él me dice que disfrute al máximo el Mundial, que no me sienta presionado, porque para esto nos hemos preparado desde chicos".

Aquel Ecuador de 2011 sufrió un duro 1-6 ante Alemania en el debut, y he ahí otra enseñanza para José Gabriel y sus compañeros. "El equipo está unido y trabajando en lo táctico, pero lo más difícil de la preparación es el factor psicológico: no podemos sentirnos menos que nadie", avisa este admirador del alemán Manuel Neuer y fanático del FC Barcelona.

Ahí anda "Las Manitas de Ecuador", como a él le gustaría que lo llamen, forjando su propio destino. Eso sí, sin alejarse demasiado del camino de su padre por decisión propia. "Yo aspiro a ser lo que me enseñó. Creo que esa es la mejor manera de decirle cuán orgulloso estoy de él".

Fuente: FIFA.com

0 comments:

Publicar un comentario